Si todo lo anterior nos ha llamado la atención, todavía nos queda por descubrir una nueva e inesperada sorpresa.

    A tan solo 100 m del Santuario de Dulcis, y en dirección sur, se localiza el gran Reloj de Sol de los Olivos. Esta creación en plena naturaleza fue diseñada por Agustín Serés, miembro de la Asociación Olearum (Cultura y Patrimonio del Aceite).

    Su forma es elíptica y lo integran dos elementos fundamentales: un gran mástil metálico de 11 m de altura y 13 olivos, uno por cada hora.

    De este modo se puede conocer la hora solar mediante la observación de la sombra del mástil proyectada en los diferentes árboles.

    Sin duda, nos encontramos ante un reloj excepcional y único en el mundo.

aa
Instagram
Síguenos