Se localiza al noreste de Buera. Siguiendo el camino al Santuario de Dulcis. A unos 500 metros de Buera se debe tomar un sendero que parte hacia la ermita de San Juan.

    Después de andar unos cientos de metros se llega al fondo del barranco donde se encuentra el pozo de hielo. Su planta es cilíndrica, con un diámetro de 6 m, construido con sillares bien tallados.

    Está cubierto con una cúpula de piedra caliza, en cuya clave fue colocada una piedra circular bien trabajada en la que se recortó un orificio utilizado para empozar y sacar el hielo. El hielo era obtenido a partir del agua que discurría por el barranco.

aa
Instagram
Síguenos